7/18/2018

SUPLEMENTOS DEPORTIVOS O AYUDAS ERGONUTRICIONAES CON EVIDENCIA CIENTÍFICA A (II)

No todo vale en suplementación deportiva. Los diferentes consensos internacionales a la hora de clasificar los diferentes suplementos se basan en artículos de revisión (revisiones sistemáticas y meta-análisis), estudios epidemiológicos de gran envergadura, para destacar que ya se ha acumulado la suficiente evidencia científica respecto a una determinada sustancia y que por tanto ésta puede clasificarse en un grupo como “A” (comisión australiana del deporte) o como “Suplementos con buena a sólida evidencia para lograr beneficios en el rendimiento deportivo cuando se utiliza en escenarios específicos” (IOC consensus statement: dietary supplements and the high-performance athlete).


Para que nos entendamos, cuando los DNs hablamos de “evidencia científica” es a esto a lo que nos referimos (inflografía JERARQUÍA DE EVIDENCIA CIENTÍFICA). Para probar la eficacia de un suplemento deportivo no sirve de nada parafrasear o poner el enlace a un artículo científico, ya que éstos en la mayoría de ocasiones son estudios puntuales sin apenas relevancia (estudios experimentales puntuales y de poca envergadura, es decir, con pocos individuos), como muestra el gráfico la mayoría de ocasiones estos artículos refieren a situaciones específicas, es decir, refieren a efectos en una población (entendemos población como un conjunto de individuos seleccionados para el estudio y que tienen unas características concretas como edad, valores antropométricos, práctica deportiva, lugar geográfico etc…) muy concreta y dichos efectos no son extrapolables a otras poblaciones y/o deportes. Para hablar de asociación fuerte entre una sustancia y su efecto necesitamos que muchos estudios en diferentes poblaciones miren en la mima dirección, es decir, que la sustancia a estudio muestre un efecto en las diferentes poblaciónes estudiadas, y que todos los estudios al respecto en diferentes poblaciones y deportes se sinteticen en una revisión sistemática o meta-análisis (estudio de muchos estudios), solo entonces podemos hablar de hablar de asociación fuerte. 


Según la Comisión Australiana del Deporte y artículos de revisión sobre la evidencia existente sobre estos suplementos (Timing, Optimal Dose and Intake Duration of Dietary Supplements with Evidence-Based Use in Sports Nutrition, IOC consensus statement: dietary supplements and the high-performance athlete) son 5 los suplementos, con evidencia A o evidencia buena a fuerte, que pueden mejorar el rendimiento en deportistas: el bicarbonato, el nitrato ( zumo de remolacha), la creatina, la cafeína y la beta-alanina.




En el siguiente cuadro se resumen los mecanismos de acción , mejora del rendimiento, dosis, timeing, y el periodo de suplementación de las diferentes ayudas ergogénicas nutricionales.


Que un suplemento se clasifique como B (“Pocas pruebas de efectos beneficiosos, necesaria más investigación. Posible uso mediante protocolos individualizados.”) o “low-modarate support” , “limited support” … no quiere decir que NO funcionen sino que no han sido suficientemente caracterizados y estudiados como para poder hacer una recomendación dosificación general (mira los ejemplos descritos en el gráfico de la pirámide), básicamente "Pocas pruebas de efectos beneficiosos, necesaria más investigación. Posible uso mediante protocolos individualizados", además en la mayoría de ocasiones ni siquiera se sabe la dosis y/o el momento de administración (sucede con los aminoácidos ramificados, glutamina, HMB, CLA y bestialmente largo etc…) por lo que en el supuesto de que se perciba alguna mejoría del rendimiento por parte del deportista no se sabrá si es debido al suplementos o a efecto placebo u otro factor en el entorno del deportista .

La conclusión es muy sencilla: asegúrate de que tu alimentación es saludable (tu alimentación debe mantener o mejorar tu salud), luego aplica la nutrición deportiva (ajusta tu alimentación a los requerimientos impuestos por tu práctica deportiva) y por último piensa en la suplementación.

También te puede interesar: 
- ¿SABEMOS REALMENTE COMO COMER PARA MEJORAR LA SALUD?
- NUTRICIÓN DEPORTIVA

REFERENCIAS

(1) Timing, Optimal Dose and Intake Duration of Dietary Supplements with Evidence-Based Use in Sports Nutrition. Alireza Naderi, Erick P. de Oliveira, Tim N. Ziegenfuss, Mark E.T. Willems. J Exerc Nutrition Biochem. 2016;20(4):001-012
(2) IOC consensus statement: dietary supplements and the high-performance athlete. Ronald J Maughan, Louise M Burke, Jiri Dvorak, D Enette Larson-Meyer, Peter Peeling, Stuart M Phillips, Eric S Rawson, Neil P Walsh, Ina Garthe, Hans Geyer, Romain Meeusen, Lucas J C van Loon, Susan M Shirreffs, Lawrence L Spriet, Mark Stuart, Alan Vernec, Kevin Currell, Vidya M Ali, Richard GM Budgett, Arne Ljungqvist, Margo Mountjoy, Yannis P Pitsiladis, Torbjørn Soligard, Uğur Erdener, Lars Engebretsen. Br J Sports Med 2018;52:439–455.

2 comentarios: