4/14/2015

#SANIDADDESNUTRIDA: soy Graduado/Diplomado en Nutrición Humana y Dietética; soy Técnico Superior en Dietética


“ ¿… para hacer dietas tienes que tener una carrera..?”; "…yo no hago dietas, no no no, si tiene alguna enfermedad le mando al médico..”; “… anda si yo pensaba que lo de la nutrición era un cursillo y podías hacer dietas …”; “abuela, ¿como que el médico te ha dado esta fotocopia de una dieta?, ¿sardinas fritas todos los días? …”; “no, si yo tengo la carrera de xxxxxxx hice un curso, un título propio y hago dietas …”; “6 años de formación exclusiva en nutrición y dietética, 7 años en salud pública investigando y me estas diciendo que has leído en tal sitio de internet tal cosa y que a fulanico le ha funcionado y quieres probarlo, ¿ tu sabes lo que es una diarrea aguda?”

Este es solo un pequeño ejemplo de las situaciones a las cuales tenemos que enfrentarnos cada día y que en el mejor de los casos nos dan ganas de llorar … y ahí esta el problema desde mi punto de vista, un problema básico, el desconocimiento generalizado de lo que es un Dietista-Nutricionista (DN) o un Técnico Superior en Dietética (TSD), situación que: a. Deja campar a sus anchas a intrusos en todos los ámbitos, desde el pequeño negocio, pasando por el ámbito de la sanidad, hasta otros ámbitos mas mediáticos, desde personas sin ningún tipo de formación hasta otros profesionales sanitarios titulados; b. desconcierta a la persona que demanda un dietista-nutricionista sin saber realmente a quien pedírsela o quien acudir.

Si a todo esto le añadimos: 
  1. La mala praxis de algunos dietistas-nutricionistas con el fin último de captar clientes, anunciando que realizan tal dieta hiper-proteica porque esta de moda (dicen que si la nombras 3 veces vuelve a aparecer) o vendiendo sus propios productos milagro acuñados con su marca personal
  2. Una atención deficiente por parte de “no-dietistas-nutricionistas”, intrusos de todas las formaciones y ámbitos, desde un individuos en solitario hasta grandes “empresas” como Monavie, Herbalife, Anway y desgraciadamente largo etc… , cuyo fin último es el lucro (ánimo de lucro desmesurado), pasando muy de largo la prevención, promoción y protección de la salud de los individuos. 
  3. La sobrecarga de trabajo en el sistema sanitario y del resto de profesionales de sanidad que se ven abocados en ocasiones a dar un consejo dietético deficiente, no por nada, sino porque no tienen tiempo, ni recursos, ni formación específica.
En conjunto todo esto distorsiona y daña la verdadera imagen del Dietista-Nutricionista/Técnico Superior en Dietética, y deja a las personas en una situación de desconocimiento, a merced de los "sacacuartos" que resulta muy desfavorable para su bolsillo pero sobre todo par su salud.



Por ello hay que priorizar la figura del TSD/DN como profesional sanitario titulado y son las personas las que acabaran demando con mas fuerza la inclusión de los DN/TSD en el sistema de salud.

La labor de los colegios de DN ha sido, es y será fundamental para el reconocimiento del dietista-nutricionista como figura profesional y su inclusión en el sistema sanitario: la defensa de la profesión del TSD y DN (La profesión del DN: pincha aquí) y la lucha contra el intrusismo laboral.

No quiero extenderme mucho mas así que … graduados/diplomados y técnicos DN, MANIFESTAOS !!. 

Y para toda las personas … DEMANDAD DIETISTAS-NUTRICIONISTAS TITULADOS: DIPLOMADOS/GRADUADOS EN NUTRICIÓN HUMANA DIETÉTICA, TÉCNICOS SUPERIORES EN DIETÉTICA.


http://www.dieteticasinpatrocinadores.org/ 


10/05/2015, 12:00 – Frente MSSSI (Paseo del prado, 18) 

¡Algo falla en tu Sanidad! ¡Pide atención nutricional! 


¿Por qué necesitas Técnicos Superiores en Dietética (TSD) y Dietistas-Nutricionistas (DN) en tu sanidad? 


Porque 3/4 partes de las muertes en países desarrollados se deben a enfermedades directamente relacionadas con el estilo de vida, siendo la alimentación uno de los pilares principales, y en España no puedes acceder gratuitamente al profesional mejor formado para orientarte (1). 

Porque en patologías tan comunes como la diabetes, la hipertensión o los accidentes cardiovasculares, antes de la medicación va la alimentación. Porque nos estamos saltando la prevención y el primer tratamiento por falta de profesionales sanitarios capacitados para aplicarlo. 

Porque ciudadanos que precisan de un consejo dietético continuo y personalizado, no lo tienen. Los enfermos renales, los que sufren enfermedades inflamatorias intestinales, cáncer o patologías digestivas no cuentan con el apoyo del profesional que debería controlar uno de los pilares fundamentales de su tratamiento y ayudarles a hacer su vida más fácil. 

Porque tenemos una tasa de obesidad infantil alarmante y en aumento, y no hay Técnicos Superiores en Dietética ni Dietistas-Nutricionistas en atención primaria ni en pediatría. 

Porque el 30-50% de los pacientes hospitalizados se desnutren (2), y los profesionales especializados que deberían cuidar de ellos no están presentes en la sanidad pública. Se alargan las hospitalizaciones y la recuperación de esos pacientes se resiente. Y podemos evitarlo. 

Porque los países con servicio de nutrición en la sanidad pública ahorran en gasto farmacéutico y de atención sanitaria. Por cada euro invertido en asesoramiento dietético se ahorran más de 50€ en tratamientos posteriores, se aumenta la productividad porque disminuyen las bajas laborales y mejora la calidad de vida de esas poblaciones (3). 

Porque queremos que tengas un profesional de referencia y de acceso libre que te asesore en temas de alimentación, a lo largo de tu vida y la de los tuyos, adaptando el consejo a tus necesidades en cada momento, con la misma garantía que nuestra sanidad cuida de tu salud en el resto de ámbitos. 


¿Quién debería encargarse del consejo dietético y los tratamientos nutricionales? 


En España existen dos profesionales con titulación oficial especializados en dietética y nutrición: los Técnicos Superiores en Dietética y los Dietistas-Nutricionistas (diplomados o graduados en NHyD). Ambos deberían formar parte de la sanidad pública integrando las Unidades de Nutrición y Dietética tanto en atención primaria como especializada, tal y como sucede en el resto de la Unión Europea. 


¿Quién se encarga ahora de la alimentación? 


Actualmente las funciones que deberían ser llevadas a cabo por TSD y DN las realizan compañeros ya saturados con sus propias funciones y sin formación específica (personal de enfermería y medicina). El asesoramiento nutricional que recibe el ciudadano se reduce a menudo a una fotocopia con consejos genéricos. La dietoterapia brilla por su ausencia y se recurre directamente a medicación en casos que podrían tratarse antes con pautas nutricionales. Y que en muchos casos podrían haberse prevenido con asesoramiento dietético temprano. 


FALTA ALGO EN TU SANIDAD, PÍDE ATENCIÓN NUTRICIONAL ESPECIALIZADA Y APOYA LA CAMPAÑA. 



AHORREMOS EN FÁRMACOS Y ATENCIÓN SANITARIA INVIRTIENDO EN SALUD Y CALIDAD DE VIDA



En una #SanidadDesnutrida pierdes tú. Alimenta tu salud. 


(1) http://www.who.int/whr/2003/chapter1/es/index3.html 

(2) http://www.meiga.info/guias/NutricionArtificial.pdf 

(3) https://www.bda.uk.com/improvinghealth/healthprofessionals/cost_benefit_of_dietitians 

¿Qué puedes hacer? ¡Difunde y participa! 

Moviliza este manifiesto. 


Visibiliza tu unión: únete a #SanidadDesnutrida en las Redes Sociales 


Participa: esto no va a quedar sólo en una convocatoria. Ya lo verás. 

Acude y haz porque todos te acompañen. 


Ayúdanos: que, para reclamar lo justo, ¡seamos una sola voz!

No hay comentarios:

Publicar un comentario