2/09/2011

PROBIOTICO/PREBIOTICO/SIMBIOTICO


Un alimento probiótico es aquel que contiene microorganismos vivos (bacterias) con efectos beneficiosos para el equilibrio de la flora intestinal humana y en general para la salud.
La flora intestinal del el ser humano son una serie de bacterias (unas 2000 especies) algunas de las cuales mantienen una relación simbiótica (en ocasiones comensalismo) con el ser humano, es decir, proporcionan una serie de beneficios al huésped obteniendo un lugar donde de habitar. Las bacterias obtienen energía (fermentan) de ciertos compuestos (desechos de la alimentación, restos no digeridos…) que llegan al intestino, dando como resultado una serie de sustancias. De estas sustancias podemos destacar algunas muy importantes como la vitamina K y algunas vitaminas del grupo B, y otras sustancias (ácidos orgánicos, acido láctico…) que regulan el pH del intestino haciéndolo inhabitable para otras bacterias y microorganismos potencialmente patógenos.
El alimentos probiótico mas consumido es el yogur, aunque encontramos otros como la leche fermentada (actimel) y quesos; además la industria también adiciona estas bacterias probióticas a otros alimentos como los zumos de frutas, bebidas de cereales etc … para obtener una fuente de bacterias probióticas que no provenga de la leche.
¿Cuál es la relación entre la cantidad de bacterias probióticas que ingerimos con la alimentación y las que ya viven en el intestino?
La propiedad atribuida a estos alimentos es la de mejorar las defensas naturales contra la enfermedad (entre otras) hasta aquí todo bien, pero el problema es tan sencillo como que no hay estudios consitentes (“… estudios demuestran que …” es lo mismo que decir “… porque yo lo digo…”) acerca de si esas bacterias que ingerimos llegan vivas al intestino poblándolo y protegiéndonos de forma activa contra la enfermedad (una de las hipótesis es que son las bacterias muertas y sus componentes las que "activan" a las bacterias autóctonas del intestino), como tampoco existen (o al menos no los he encontrado en la revisión bibliográfica)estudios  que comparen 2  cepas distintas de bacterias para ver cual de las dos produce mas beneficios en el ser humano. De todas formas se ha observado como el consumo de probióicos protege y mejora la evolución de ciertas diarreas y ayuda en el pronóstico de ciertas enfermedades. 
No se conoce en muchos casos la dosis de bacterias e incluso las cepas de estas bacterias que producen beneficios; la mayoría de estas bacterias probioticas no sobreviven al transito intestinal (ácidos del estomago, sales biliares etc …). Además el alimento en sí ha de proporcionar un medio ambiente favorable para la viabilidad de la bacteria antes de ser ingerida, es decir si el alimento no tiene unas características favorables en cuanto a composición y temperatura, las bacteria mueren. Y es en este punto donde los prebióticos toman un papel fundamental.
¿Pero que es un prebiótico?
Se consideran prebióticos a los componentes de la dieta (incluyendo suplementos) en su mayoría carbohidratos no digeribles (no absorbibles) por el sistema digestivo humano y que llegan al colon prácticamente intactos y allí son utilizados por la una parte flora bacteriana para obtener energía.
Hay una clara ventaja del consumo de alimentos prebióticos frente a los probioticos, los primeros contienen el “alimento” para las bacterias y llegan intactos hasta el intestino, los segundos contienen las bacterias vivas con todos los problemas que ellos conlleva (alimentos perecederos). Si combinamos en un alimento bacterias probióticas y sustancias prebióticas tenemos un alimento simbiótico.
La recomendación
No sucumbir a la publicidad y consumir uno o 2 yogures al día (semidesnatados, desnatados o enteros según las necesidades), mantener una alimentación equilibrada, variada, saludable y rica en fibra.
Mini glosario
Bífidus: bacterias que se utilizan en la fabricación de productos lácteos fermentados.
Sustancias prebioticas: lactulosa, lactitol, fructo-oligosacaridos, inulina, almidones resistentes etc … en algunos alimentos viene en el listado de ingredientes, aunque se encuentran de forma natural en alcachofas, ajos, cebollas, espárragos, soja etc …
Bacterias probióticas: Lactobacillus bulgaricus, Streptoccocus termophilus, Bifidobacterium bifidum, Lactobacillus casei, Lactobacillus acidophillus …

No hay comentarios:

Publicar un comentario